Litigio climático contra las empresas de combustibles fósiles: impactos económicos

¿Es capaz el litigio climático contra las principales empresas de combustibles fósiles de cambiar el comportamiento y guiar una adjudicación sensible al cambio a largo plazo?




 

Este artículo hace parte de la serie Up Close de OGR “La emergencia climática ante las cortes," sobre la difusión global de litigios basados en derechos humanos que buscan impulsar accciones contra el cambio climático.

 


El litigio del cambio climático se está expandiendo rápidamente como una herramienta de gobernanza para fortalecer la acción climática y buscar reparaciones por sus efectos. En los últimos tres años, una nueva ola de demandas por cambio climático se ha presentado contra las empresas más importantes de combustibles fósiles, llamados Carbon Majors. Hay más de 40 de estos casos climáticos alrededor del mundo, 33 de los cuales están en los Estados Unidos.

El litigio climático contra estas empresas intenta remoldear cómo pensamos acerca de la producción de energía y las consecuencias del calentamiento global. Este tipo de litigio busca una transformación de los combustibles fósiles a los renovables y llama la atención a la vulnerabilidad de las comunidades costeras y la infraestructura al clima extremo y al aumento en los niveles del mar. Además, articula el cambio climático como un riesgo legal y financiero. En últimas, el propósito es encauzar el cambio de comportamiento y/o guiar la adjudicación. ¿Pero es capaz el litigio climático contra las principales empresas de combustibles fósiles de cumplir con estas esperanzas? 

El impacto del litigio climático es todavía una cuestión subexplorada. Las investigaciones sociolegales utilizan métodos cualitativos para estudiar el potencial de las estrategias legales para lograr el cambio social y señalan un grado de escepticismo en relación al potencial transformador del litigio climático. Sin embargo, poco se sabe en este momento acerca de los costos e impactos económicos del litigio climático.

En este corto artículo exploro qué significa evaluar los impactos económicos del litigio contra las empresas de combustibles fósiles. De forma específica, me enfoco en un tipo de impacto no muy obvio: las caídas en los precios de las acciones asociadas con el litigio. A través del análisis de la reacción del mercado bursátil a otros tipos de litigio, espero brindar un análisis inicial para investigar las potenciales pérdidas de reputación que resultan del litigio climático estratégico contra estas empresas. 

Costos directos e indirectos del litigio

Dado que el litigio estratégico contra las principales empresas de combustibles fósiles pretende cambiar el comportamiento y, en últimas, los modelos de negocio de las compañías que contribuyen de manera significativa a las emisiones de gases de efecto invernadero, es crucial entender el impacto económico de estas afirmaciones. Actualmente, sin embargo, esas evaluaciones siguen siendo elusivas y están limitadas por la exploración insuficiente de preguntas metodológicas e interdisciplinarias acerca de cómo medir el impacto del litigio.

Una evaluación de los impactos económicos del litigio involucra medir tanto los costos directos como los indirectos. Los impactos económicos directos son más fáciles de calcular. Para los demandantes, estos son los honorarios de abogados, los costos de una campaña de comunicación, los costos de la corte por presentar y seguir con el caso y a menudo los honorarios de expertos. En su totalidad, presentar un caso puede ser tan costoso que se vuelve casi imposible. Para los simpatizantes, también hay un costo de oportunidad: apoyar el litigio puede hacer que se canalicen recursos que podrían ir a otras estrategias. 

Para los acusados, los impactos directos incluyen costos legales y administrativos, honorarios legales, multas y pagos por los daños. Estos pueden ocurrir en un paso anterior a la presentación de la demanda, durante el proceso legal mismo, y después del fallo, juicio o multa final. El incremento exponencial en los daños climáticos globales significa que las empresas no pueden ser responsables por pagar miles de millones de dólares en daños climáticos existentes y futuros, y no todos los daños por cambio climático están cubiertos por las aseguradoras.

Además de estos costos directos, el litigio también tiene impactos financieros indirectos, que son más difíciles de calcular. Entre ellos están las cuotas cada vez más altas de las políticas de seguro por daños, mayores costos de capital e impactos en la valoración del mercado. 

Medir el impacto en los precios de las acciones que resulta del litigio estratégico

El litigio puede afectar la valoración del mercado de varias compañías. Los inversionistas pueden reaccionar a los costos directos de una demanda. También pueden reaccionar a un daño a la reputación y anticipar potenciales pérdidas de reputación al vender sus acciones. Además, pueden reaccionar si esperan un aumento en el litigio climático contra la entidad e intenten anticipar los costos potenciales al vender sus acciones. 

El impacto del litigio en los precios de las acciones está medido a través de estudios de evento, una metodología utilizada ampliamente para examinar las consecuencias en la riqueza de los accionistas de distintos tipos de demandas. Los estudios de evento evalúan los impactos que ha tenido el litigio en casos de tabaco, asbesto y ambiente en los EE. UU. En el litigio del tabaco, se encontró que los anuncios no favorables al litigio causaban una pérdida en los precios de las acciones en comparación con las industrias de referencia. 

Los factores que causan esta revaluación de los precios de las acciones incluyen la posibilidad de altos honorarios legales, la responsabilidad significativa o los pagos de acuerdos, y el costo a la reputación. El impacto financiero del litigio estratégico fue igual de significativo, si no más, en la industria del asbesto. Las investigaciones estiman que entre 1976 y 2004, al menos 73 empresas se declararon en bancarrota como resultado del litigio del asbesto y la posibilidad de responsabilidad futura. 

Desarrollar un entendimiento de los costos e impactos del litigio estratégico climático es crucial no sólo dentro de los círculos académicos sino también para los abogados, demandantes, acusados, financiadores e individuos que están involucrados o serán afectados por los resultados de estos casos.

Dentro del campo de la regulación ambiental, se encontró que tanto las demandas ambientales actuales como las potenciales conllevan a caídas en los precios de las acciones. Resalta el escándalo de emisiones de Volkswagen en 2015 (“Dieselgate”), con la publicación de la infracción de parte de la Agencia de Protección Ambiental que condujo a una pérdida en el valor del mercado de cerca del 30% por varios días. El Dieselgate tuvo efectos secundarios significativos, pues las empresas automotrices estadounidenses experimentaron caídas en los valores de sus acciones. Más aún, después del Dieselgate, aumentó la caída en los precios de las acciones como respuesta a la falta de cumplimiento con los estándares ambientales, lo que refleja un escrutinio más alto de la industria automotriz de parte de los inversionistas.

Pero no se han llevado a cabo estudios de eventos que evalúen el impacto eventual del litigio climático contra las empresas de petróleo más importantes.

Aunque estos estudios analizan distintas industrias y tipos de caso, sugieren que el litigio estratégico puede imponer impactos financieros en detrimento de los precios de las acciones de las empresas contra las cuales se presentan las demandas. Estos impactos financieros fueron, en los casos del tabaco y del asbesto, exacerbados por demandas adicionales o por la publicación de documentos internos dañinos que mostraban un patrón de ocultamiento y distorsión. El impacto de la revelación ha sido también particularmente severo, pues podría descubrir prácticas de greenwashing, lo cual a su vez va a conllevar a más litigios y pérdidas de reputación, de confianza del consumidor y de precios en la bolsa.

Comenzar una agenda de investigación

La posibilidad de que los valores de las acciones influencien el cambio de comportamiento empresarial ha sido bien documentada. Décadas de literatura en el derecho y las finanzas sugieren que el riesgo de litigio y el litigio mismo pueden tener efectos a largo plazo significativos en las empresas acusadas, sus ejecutivos y directores, y con una ramificación posterior a las actividades, políticas, comportamientos y resultados empresariales. ¿Sería también ese el caso para el litigio climático contra las empresas más grandes de combustibles fósiles?

Las demandas climáticas presentadas contra estas empresas ya han puesto costos directos significativos tanto para los acusados como para los demandantes. Una evaluación de los costos indirectos sufridos por esas empresas podría mostrar si, además de los costos directos, estas compañías están sufriendo (o sufrirán) caídas en los valores de sus acciones que sean lo suficientemente significativos para generar cambios en sus políticas y comportamientos.

Desarrollar un entendimiento de los costos e impactos del litigio estratégico climático es crucial no sólo dentro de los círculos académicos sino también para los abogados, demandantes, acusados, financiadores e individuos que están involucrados o serán afectados por los resultados de estos casos. Los impactos indirectos del litigio climático contra las principales empresas de combustibles fósiles constituyen una pieza de un rompecabezas más grande cuando se considera si, y hasta qué punto, el litigio opera como una herramienta de gobernanza capaz de generar cambios en las políticas y comportamientos empresariales.

 

 

ORIGINALLY PUBLISHED: July 16, 2020

Joana Setzer es profesora asistente en el Instituto Grantham de Investigaciones de Cambio Climático y Ambiente de la London School of Economics and Political Science.


 

COMMENTS
Stay connected! Join our weekly newsletter to stay up-to-date on our newest content.  SUBSCRIBE